Ayto. de Laredo
compartir en redes sociales
enviar a un amigo
agregar esta web a favoritos
imprimir pantalla
directorio
callejero
RSS
CONOCE LAREDO / PORTAL DE TURISMO
25 de Junio de 2018
10:09 hs
NOTICIAS
El Alcalde de Laredo, Juan Ramón López Visitación, dando lectura a la declaración institucional que conmemora el Día Internacional de las Mujeres.

ESTA MAÑANA HAN DADO COMIENZO EN LAREDOLOS ACTOS CONMEMORATIVOS DEL DÍA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES
08 de Marzo de 2018


 
 
 A las 11.30 h. de esta soleada mañana han dado comienzo en Laredolos actos conmemorativos del Día Internacional de las Mujeres, organizados por el Ayuntamiento de Laredo con la colaboración del Gobierno de Cantabria, el ICASS y, la Policía Local de Laredo.

Una gran pancarta portada por Charo Losa Martínez, Concejal de Asuntos Sociales, Turismo y Festejos, concejales miembros de la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Laredo, representantes de los ies Fuente Fresnedo y Bernardino de Escalante, de la vijja pejina,alumnas de los centros educativos del municipio y, el Presidente de la Asociación de Empresarios de Laredo (ACELAR) encabezaba laII Marcha por la Igualdad que ha estado formada por cientos de personas. El punto de salida ha sido el túnel de la Atalaya y, ha discurrido por la C/ Menéndez Pelayo, Plaza de Cachupin, Avda. de España hasta la sede del Ayuntamiento de Laredo, donde ha dado comienzo el acto institucional con la lectura por parte de Juan Ramón López Visitación, Alcalde de Laredo, de la declaración conmemorativa del Día Internacional de la Mujer:

“El Día Internacional de la Mujer conmemora la lucha de las mujeres por alcanzar la igualdad en la sociedad. Es por tanto una jornada de reivindicación y lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres. El 8 de marzo representa una ocasión para el recuerdo y el homenaje a las mujeres que impulsaron estos ideales. La igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres constituye un principio esencial recogido en la Constitución Española.

El Ayuntamiento de Laredo como miembro de la Federación Española de Municipios y Provincias participamos en el firme compromiso de esta Federaciónen todo lo relativo a igualdad entre hombres y mujeres y actualmente y,sobre todo,al papel del ámbito local en el Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, suscrito recientemente.


Por eso desde el Ayuntamiento de Laredo invitamos:

A todos losvecinos y vecinas de Laredo a sumarse a la celebración de esta jornada para reflexionar sobre el grado de avance en la lucha contra la desigualdad y,para emprender cuantas actuaciones sean precisas a favor de los derechos de las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad.

Es oportuno subrayar que las Entidades Locales somos actores clave en la erradicación de la violencia de género. Sólo trabajando desde el territorio podremos acabar con la violencia contra las mujeres, sus hijos e hijas, y fomentar la construcción de una sociedad libre de violencia de género.

Asimismo, consideramos que la brecha salarial entre hombres y mujeres constituye una discriminación por razón de sexo. La lucha por la equiparación salarial entre hombres y mujeres ha de fomentarse a través de la implantación de políticas de igualdad en nuestros pueblos y ciudades.

Nuestros territorios han de desarrollarse como espacios de convivencia en los que se generen altos niveles de igualdad, prosperidad y cohesión social. Las mujeres han de tener presencia en la totalidad de los espacios de la política local, así como en todos los ámbitos de la vida pública y en la toma de decisiones.

Desde el Ayuntamiento de Laredo , expresamos nuestro compromiso con el mandato constitucional y nuestra voluntad de promoverel pleno establecimiento de esa igualdad real y efectiva.”

A continuación tres mujeres de diferentes edadeshan leído sus manifiestos en este día dedicado a las mujeres:

La primera en intervenir ha sido Daniela Fernández Trobo, alumna del CEIP Pepe Alba, de Laredo, de nueve años de edad:

“Día de la Mujer
Manifiesto del Colegio Pepe Alba

Todos tenemos los mismos derechos y obligaciones según la Constitución y todos somos iguales y podemos hacer las mismas cosas, tener los mismos trabajos y hacerlo con libertad.

Para conseguirlo es importante mezclarnos y hacer las cosas juntos, como en clase y en Educación Física, que siempre hacemos grupos de niños y niñas y tener las cosas claras.

Nadie es mejor que nadie y nada está pensado ni para chicos ni para chicas, a veces acabamos creyendo que algo es más para chicos o chicas porque lo hacen más personas como el fútbol o el ballet, pero solo es cuestión de gustos.

Está bien celebrar este día, pero todos los días hay que hacer un poquito para que no te coman la cabeza con esas ideas.

No hay que dejar que te líen con ideas de una cosa y de otra, porque tienes que valorar lo que te gusta y lo que quieres hacer.

Y la mejor forma para conseguirlo es hacerlo todos juntos y seguir intentándolo sin rendirnos hasta que de verdad todos tengamos los mismos derechos y obligaciones.”

Sofía Rasines Molina, alumna del IES Fuente Fresnedo de Laredo, de 17 años, ha sido la protagonista de lasegunda intervención:

“ Durante siglos se ha asentado el principio de que las mujeres somos diferentes, inferiores y dependientes respecto a los hombres. Este modo de pensar, que considera a las mujeres como el sexo débil, ha llevado a crear unos estereotipos: por un lado, el de que los hombres deben ser fuertes, listos y jugar a los coches o a estar en la guerra durante su infancia, siempre vestidos de azul, por supuesto; por otro, el de que las mujeres debemos ser calladas, llorar para no parecer insensibles, obedecer y dedicarnos a cocinar y a cuidar de nuestros hijos, vestidas de rosa.

De pequeñas nos enseñaban a jugar con las muñecas, pero nunca con pistolas de juguete. Nos enseñaban que las niñas no dicen tacos porque eso nos hace feas, masculinas y nos aleja del ideal de belleza que debemos conseguir. Nos enseñaban a querer ser princesas y nos leían cuentos en los que siempre era el príncipe quien salvaba a la dulce, preciosa y delicada princesa que se metía en líos. Nos compraban cocinitas de juguete y muñecos con los que debíamos jugar a ser mamás, porque todo el mundo daba por hecho que eso es lo que nos imaginábamos cuando pensábamos en nuestro futuro, sin ni siquiera preguntar.

Pues bien, nunca me he vestido de rosa, siempre he jugado al fútbol en el recreo del colegio, los tacos y las palabras malsonantes salen continuamente de mi boca, tengo como objetivo convertirme en una mujer con el poder de cambiar lo que no está bien, nunca he querido ser princesa y no me gustan los bebés.

Veo continuamente en los medios de comunicación mujeres maltratadas e incluso asesinadas por hombres. Veo noticias de mujeres secuestradas cuando vuelven solas a su casa después de una noche de fiesta. Veo mujeres insultadas, infravaloradas y acosadas en sus trabajos. Veo a la sociedad destruir psicológicamente a mujeres porque no se adaptan a los estúpidos ideales de belleza que se supone que debemos cumplir. Veo mujeres cobrar un 23% menos que los hombres, por hacer el mismo trabajo. Y todo esto por el simple hecho de ser mujer, como si fuera algo malo.

El los últimos años, se ha extendido un movimiento que ya se inició en tiempos de la Revolución francesa, que tiene como objetivo pedir para la mujer el reconocimiento de unas capacidades y unos derechos que tradicionalmente han estado reservados para los hombres. Hablo del feminismo, ese movimiento que tanto asusta y que parece que lo que defiende es la supremacía de la mujer. He oído mucha gente hablar barbaridades sobre dicho movimiento, y lo que es peor, medios de comunicación que llegan a una gran cantidad de público, sobre todo adolescente, decir que no es necesario y que las “feministas”, usando el concepto como una palabra despectiva, somos unas exageradas. No lo somos, el feminismo es necesario, y no es solo cosa de mujeres.

Estamos dentro del primer trimestre del año y ya hay mujeres que han muerto por violencia de género. Todavía hay mujeres que se callan lo que piensan por miedo a ser consideradas agresivas. Sigue habiendo adolescentes sufriendo trastornos alimenticios porque alguien en el instituto las llamó “gordas”. Sigo viendo como todavía hay hombres que “bromean” mandándonos a la cocina cuando quieren hacerse los chulos con sus amigos, porque según la sociedad eses es el rol que deben adoptar los hombres, de fuertes e insensibles. Todavía hay machismo, y el feminismo necesita ser adoptado por todas y cada una de las personas que habitamos en el mundo para poder erradicarlo.

Desgraciadamente, no me imagino un futuro en el que el hombre y la mujer, a pesar de tener los mismos derechos, gocen de igualdad. No me imagino un futuro completamente feminista, ni a la mujer liberada, ni a futuras madres educando a sus hijas diciendo tacos y a sus hijos jugando con muñecas mientras se maquillan. Quiero decir, sí que puedo imaginármelo, pero siempre veo detrás de esos hechos las palabras de la sociedad ante esas personas que no van a cumplir con lo que se les ha impuesto por el hecho de nacer de un sexo o de otro.

Soy mujer, estoy orgullosa y me gustaría no sentir la necesidad de luchar por algo que considero que es una necesidad. No debería tener miedo cuando vuelvo a casa sola después de salir de fiesta. No debería sentir las miradas de la gente por llevar una minifalda más corta de lo que se supone que es lo normal. No debería escuchar en las noticias la muerte de otra mujer por el simple hecho de ser mujer. No quiero ser considerada delicada y bonita, quiero ser considerada poderosa, ya seré bonita y delicada si me apetece. Quiero tener control sobre mi propio cuerpo, porque es mío y nadie más que yo debería decidir sobre él, absolutamente nadie. Quiero no tener que recordar el 8 de marzo como el día de la mujer, sino como un día más en el calendario. Me gustaría ser completamente libre, y desgraciadamente, mientras siga habiendo mujeres que no gocen de la libertad que deberíamos tener desde el día en que llegamos al mundo, me temo que no voy a considerarme completamente liberada.

Marie Curie, primera mujer que ganó un Premio Nobel en 1903 dijo: “ Nunca he creído que por ser mujer deba tener tratos especiales. De creerlo estaría reconociendo que soy inferior a los hombres, y yo no soy inferior a ninguno de ellos.”

Mariví González Rivas, de 63 años, ha sido la tercera mujer que ha participado en esta conmemoración:

“Quiero comenzar diciendo que mi voz representa a casi ocho millones de mujeres, que fuimos educadas en el nacionalcatolicismo. Para esta ideología, el ideal femenino era el de la mujer sumisa, paciente y abnegada bien como hija, esposa o madre. Nuestro destino era el mundo del hogar para realizar las tareas y los cuidados de la familia. Se nos impedía acceder al ámbito de lo público, porque ese era el espacio masculino.

El franquismo nos construyó a las mujeres como sujetos desiguales a los hombres y nos excluyó totalmente de la ciudadanía. Sin embargo, esta represión sistemática del franquismo contra las mujeres no anuló nuestra capacidad de supervivencia y de resistencia. Muchas de nosotras, con la llegada de la democracia, luchamos con energía por construir un nuevo proyecto feminista, un nuevo proceso de empoderamiento y de recuperación de los derechos de las mujeres.

El año 1975 es una fecha importante en el movimiento feminista porque Naciones Unidas declaró el Año Internacional de la Mujer, y es una fecha trascendental porque dos semanas después de la muerte de Franco, se celebró el primer día de la liberación de la mujer en Madrid. Fue también durante estos años cuando las feministas empezamos a manifestarnos el 8 de marzo.

Comenzamos las reivindicaciones durante la Transición Democrática, terminando con la licencia marital, que nos hacía vivir sometidas al poder del marido; con la prohibición de los anticonceptivos y conseguimos la despenalización del adulterio. Pero fueron los años ochenta cuando conseguimos los avances más importantes: la ley del divorcio, la despenalización del aborto, bajo ciertas condiciones y la creación del Instituto de la Mujer. Estos avances culminaron, ya entrado el siglo XXI, con la promulgación de la ley contra la violencia contra las mujeres, la ley de igualdad de oportunidades y los cambios en la ley del divorcio.

Si bien, a lo largo de estos más de cuarenta años, se han aprobado muchas leyes, con el objetivo de alcanzar mayor igualdad con respecto a los hombres. La realidad es que las tradiciones, las prácticas y actitudes machistas, cambian muy lentamente.

Así que hoy, a pesar de todas estas leyes, las mujeres estamos muy lejos de alcanzar la igualdad con los hombres, porque:

Las cifras de paro y empleo son peores para las mujeres que para los hombres.

La mayoría de los contratos de trabajo a tiempo parcial están firmados por mujeres.

Las mujeres somos mayoría en las ocupaciones peor pagadas.

Las mujeres somos mayoría entre las pensiones más bajas.

Las mujeres dedicamos el doble de horas al trabajo no pagado.

La representación de las mujeres en los parlamentos y gobiernos no alcanza la paridad.

La representación en las instituciones y puestos de poder y responsabilidad está lejos del equilibrio. Seguimos con el techo de cristal.

Y miles de mujeres han sido asesinadas por el hecho de ser mujer.

Ante esta situación de desigualdad, es vital la unidad de todas las mujeres, para seguir reivindicando y ejercer presión a los gobiernospara que los cambios legislativos se conviertan en una realidad.

Este año, el Día Internacional de la Mujer, tiene una movilización especial: la huelga de mujeres. Una huelga que reivindica la igualdad ante la falta de cambios, en una sociedad que se las arregla para maquillar la desigualdad de género década tras década.

Con esta movilización queremos denunciar que es necesario cambiar los comportamientos y actitudes machistas, que hay que promover una cultura de la igualdad, que tenemos que ser las mujeres los agentes del cambio y que sin igualdad entre hombres y mujeres no habrá derechos humanos”.

Ha cerrado el acto la lectura de una poesía del cantautor español Marwan,por parte de Marta Mata Robles, Coordinadora de la Lanzadera de Empleo del Centro Integrado de Servicios a las Empresas de Laredo ( CISE) :

“Lo mejor que puede hacer un hombre cuando ve a una mujer besar a su hijo, cuando ve a una mujer romperle la cara al invierno y partirse la espalda por el resto es apartarse, observar atentamente, ponerse en pie.

Decía Escandar que mirara donde mirara solo veía mujeres luchando, mujeres cargando, mujeres abriendo, mujeres curando. Madres que se crujen el alma agachándose para quitar las piedras que le salieron a tu camino, para que yo no tropiece, para que tú no tropieces.

Las verás siempre dispuestas, lobas que amamantan, cuidan a sus cachorros, cuidan todo. Madres de brazos abiertos, de pecho abierto, de alma abierta. Son perfectas por el simple hecho de existir, de haber nacido, incluso muchas veces, de devolver ese regalo dando a luz a otra vida.

Deberías aplaudirlas al verlas pasar, limpiando el mundo, con sus hijos, con febrero a la espalda, a cargo de la casa, a cargo de la producción, a cargo de la vida. Están en todas partes, abriendo el camino , trayéndote luz, borrando de tu frente los fantasmas.

Mujeres a las que les clavan los codos para que no asciendan en el orden social fijado por los hombres porque se deben al hogar. Mundo de hombres, mujeres frenadas, mundo patriarcal, mundo enfermo, mujeres lanzadas afuera, mujeres sin edén. Limitándose a amar y a ver la distribución desigual del poder y a seguir amando.

Mujeres que aman, división sexual del trabajo, mujeres que aman, obstáculos para avanzar, trabajos no remunerados, querer y callar, mujeres que aman, competentes pero que no destaquen, mundo patriarcal, mundo enfermo, mundo enfermo,

mundo enfermo…

Mujer anuncio para que tú disfrutes, para que tú la mires, mujer objeto. Mujer bombardeada a la dictadura de los cosméticos. Completos y más complejos. Ventas y más ventas.

Mujeres a las que obligamos a ser madres, amantes, florero, costilla, Cenicienta, cocineras, putas, educadoras, costilla de Adán, felpudo, veinticuatrosiete, siempre perfectas, costilla y culpable, pecado original.Siempre preparadas, como lo deseen los hombres, siempre a mano.

Y no solo costilla, y no solo María Magdalena, y no solo burdel.
También burka, Juana La Loca. También ablación, Juana de Arco, matrimonios acordados. También Penélope, Cassandra, también Pandora, también la culpa, no solo costilla.

Violencia doméstica, con golpe o sin él.

Justificaciones, costumbres, excusas, normas sociales aceptadas, aceptadas por todos porque no tenemos el valor de reanudar el mundo con ellas al mando, con nosotros al mando, con todos y todas al mando. Tribunales que exculpan.

Si no las ves eres un imbécil. Están luchando, partiéndose el alma por todos.

Muchos lo dicen, que si ellas gobernaran el mundo no habría guerras. Ninguna impulsaría a matar al hijo que otra mujer hubiera llevado en su vientre porque solo ellas conciben el dolor sin fin de perder a un vástago. Nunca despojarían a otra madre del milagro de serlo. Nunca. Nunca lo harían.

Yo solo quiero que descansen, que las dejemos descansar. Que este siglo poco a poco les devuelva lo perdido, sus horarios, que dejen de limpiar nuestro camino, de resolver nuestro crucigrama, que ya tienen bastante con los suyos, sus fantasmas, que olviden ya los míos, los tuyos, los nuestros.

El espejo de Frida, el espejo de Azymborska, el espejo de Rosa Parks, las madres de la Plaza de Mayo, Mafalda, Femen, Simone de Beauvoir, madres en lucha contra la historia, las manos de la Madre Teresa de Calcuta, Indira Gandhi, Victoria Kent.

El ejemplo; nuestro ejemplo, la senda marcada.

Madres, mujeres, hermanas, abuelas, parejas, compañeras, eternas, compañeras, milagro, compañeras, sin dueño, compañeras, siempre, compañeras.”

Tras la finalización del acto institucional, a las 15 h. se celebrará el I Encuentro- Comida por la Igualdad y, a las 19 h. en el Salón de Actos de la Casa de Cultura Dr. Velasco se representará la obra “Macho Maris”, con entrada gratuita hasta completar aforo.

“Macho Maris” es un espectáculo dedicado a los hombres que están intentando rebelarse contra los códigos machistas en los que fueron entrenados y que se están esforzando para lograr la igualdad con las mujeres. Laobra tratará, entre otros, aspectos como la corresponsabilidad, custodia compartida, micromachismos, privilegios de los hombres, desigualdad imperante en nuestra sociedad, etc.

Con esta representación se pone el broche final a los actos programados en Laredo los días 7 y 8 de marzopara conmemorar el Día Internacional de las Mujeres.







JUNIO 2018
L M M J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30
« Mayo Julio»
tablón de anuncios
perfil del contratante
Ofertas personal Ayuntamiento
ciudadanos
Cultura • ASSCI • Juventud • Educación • Deportes • Prensa • Empleo • Medio Ambiente
  • BATALLA DE FLORES 2018
  • CARNAVAL DE LAREDO 2018
  • CURSOS DE VERANO 2017 UNIVERSIDAD DE CANTABRIA
  • CICLO DE OCIO JUVENIL DE FIN DE SEMANA
  • PROGRAMA OCIO INFANTIL
  • OTOÑADA 2016
  • Línea Verde Laredo
  • ACTIVIDAD DE OCIO JUVENIL
  • Programa Laredo Ye-Yé 2017
  • PAGINA ASCCII
directorio global
  • Linea Verde
  • edu Caixa
  • Ari Puebla vieja
  • Encuesta Laredo
  • Opina sobre la web
  • Sobrevolando Laredo
Plan Avanza Administración Local de Cantabria
© 2010 Laredo | Este sitio ha sido optimizado para Firefox e Internet Explorer 7 o superior
desarrollado por Imago
Desarrollado por