Ayto. de Laredo
compartir en redes sociales
enviar a un amigo
agregar esta web a favoritos
imprimir pantalla
directorio
callejero
RSS
CONOCE LAREDO / PORTAL DE TURISMO
23 de Abril de 2019
19:54 hs
NOTICIAS

EMOTIVO Y SOLEMNE HOMENAJE A D. RAMIRO SANTISTEBAN CASTILLO EN LAREDO, ORGANIZADO POR EL AYUNTAMIENTO DE LAREDO, AL QUE SE SUMARON LOS GOBIERNOS DE ESPAĐA Y CANTABRIA.
14 de Abril de 2019


 
 
 El jueves, 11 de abril, tuvo lugar el homenaje que el Ayuntamiento de Laredo, junto con los Gobiernos de España y Cantabria, rindió a D. Ramiro Santisteban Castillo, laredano fallecido el pasado 25 de febrero en París, donde residía.
El escenario del emotivo y solemne homenaje tuvo lugar en el Memorial a los once laredanos que fueron deportados a los campos de concentración nazis inaugurado en el año 2010, con la presencia de los dos laredanos vivos entonces: el propio Ramiro Santisteban y Lázaro Nates, último de ellos que vive en Paris.
Estuvieron presentes el Alcalde de Laredo, Juan Ramón López Visitación, Alcalde de Laredo y la Corporación Municipal del Ayuntamiento laredano, Eugenia , “Niní” Santisteban y Patrick Santistenban ,viuda e hijo respectivamente de Ramiro Santisteban Castillo, la Excma. Sra. Dña. Dolores Delgado, Ministra de Justicia del Gobierno de España, la Excma. Sra. Dña. Rosa Eva Díaz TEzanos, Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y Consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, la Excma. Sra. Dña. Dolores Gorostiaga, Presidenta del Parlamento de Cantabria, el Excmo. Sr. D. Eduardo Echevarria, Delegado del Gobierno en Cantabria; la Excma. Sra. Dña. Paula Fernández Viaña, Consejera de Presidencia y Justicia del Gobierno de Cantabria, la Ilma. Sra. Dña. Marta Domingo Gracia , Directora General de Universidades del Gobierno de Cantabria, el Ilmo. Sr. D. Bernardo Colsa, Director General de Servicios y Atención a la Ciudadanía del Gobierno de Cantabria, D. Tomás Mantecón Movellán, Vicerrector de Cultura y Participación Social, D. César Nates, Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores San Martín de Laredo, D. José Manuel Carazo Antón, Capitán de la Guardia Civil de Laredo, D. Héctor Manuel Fuertes Miguelez, Jefe del Destacamento de Tráfico de Laredo de la Guardia Civil, D. Juan Carlos Veci Rueda, Jefe de la Policía Local de Laredo, Marisol González, Portavoz de Amical Mathausen, representantes de Colectivo Memoria de Laredo, asociaciones culturales y sociales y empresarial de Laredo, familiares y amigos del homenajeado, familiares del laredano Lázaro Nates y, un numeroso público.
A los acordes de las piezas musicales interpretadas por Beatriz Jaurena Murillo, violín y Miguel Díez Gutiérrez, violonchelo fueron llegando los invitados. “La Misión”, de Ennio Morricone, “Coral”, de Johann Sebastian Bach y, “Canon en Re mayor”, de Johann Pachelbel fueron el preludio que dio paso a las intervenciones.

Noé del Río San Sebastián, periodista de Radio Laredo fue conduciendo el acto y procedió a presentar la primera intervención que corrió a cargo de D. Juan Ramón Lòpez Visitación, Alcalde de Laredo que pronunció en voz alta los nombres de los once laredanos que figuran grabados en el monumento “ como Alcalde lo hago en nombre del pueblo de Laredo para que sirva de homenaje”.


“ Queridos familiares de Ramiro Santisteban. Y familias de los laredanos representados en este monumento.
Excelentísima señora Ministra de Justicia
Excelentísima Señora Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria
Excelentísima Consejera de Presidencia y Justicia.
Excelentísima Corporación municipal.
Autoridades
Ciudadanos y ciudadanas de Laredo
Medios de comunicación social
Señoras y señores.
El Holocausto nazi consistió en el exterminio de más de 6 millones judíos, cuya etnia pretendieron hacer desaparecer. Pero también consistió en el confinamiento de miles de gitanos (“rom”) de toda Europa, también de innumerables ciudadanos alemanes y de otros países ocupados, considerados “políticamente incorregibles” por el régimen nazi.
Más de 10.000 españoles, por entonces refugiados en Francia, inauguraron e incluso construyeron los campos de trabajos forzados y exterminio como Mathausen. De los 10.000 españoles, cien eran cántabros.
De los cien, once eran laredanos. Ramiro Santisteban acaba de fallecer casi centenario. Lázaro Nates, aún sigue entre nosotros.
Antes de seguir quiero pronunciar en voz alta los nombre de nuestros once laredanos que figuran grabados en este monumento. Como alcalde, lo hago en nombre del pueblo de Laredo para que sirva de homenaje.
Ramiro Santisteban Castillo, Nicasio Santisteban Pascua, Manuel Santisteban Castillo, Lázaro Nates, Gallo, Manuel Cervera Ortiz, Juan Lago, José Elías Oselle Perez, Marcos Agustín Puente Izaguirre, Francisco Puente Lavín, . Elías Francisco Puente Izaguirre, Marcelo Castillo Ruiz

Laredanos: silencio, honor, memoria, y respeto perenne para todos ellos.
Siempre ha habido barbarie en la historia humana. Siempre. Sin embargo, surge en nuestros días una novedad esperanzadora. Se está abriendo paso la idea de que hay que acordarse de las víctimas para poner fin a la barbarie. La humanidad se ha acordado poco de las víctimas, se ha centrado en los vencedores.
Hoy estamos convencidos de que hay que asociar a las víctimas a los conceptos de justicia, verdad y reparación. Y hay que ajustar justicia, verdad y reparación a un objetivo que cada día se muestra más urgente y necesario. La adopción de medidas educativas, culturales y políticas dirigidas a toda la sociedad que garanticen la no repetición de horrores como el nazismo. Que no se vuelvan a repetir jamás, que no puedan volverá repetirse jamás.
Desde que fue liberado del campo de concentración, /Ramiro Santisteban no cesó de trabajar a favor de esos conceptos, especialmente del último: la concienciación para que aquello no vuelva repetirse jamás.
Primo Levi, el escritor italiano superviviente e Auschwitz, también dedicó su vida a concienciar sobre el holocausto mediante conferencias por toda Europa. Unos universitarios le preguntaron en una ocasión: “Y nosotros ante eso, ¿qué podemos hacer?” Después de pensarlo, Levi les contestó: “Ustedes son los jueces. Entiéndanme. Hay que dejar a los jueces que hagan su tarea, pero el juicio de ustedes debe consistir en juzgar aquello para repensar nuestro tiempo, comprender la barbarie y proponer al mundo una ruta en la que la barbarie no vuelva a ser posible”. Este mensaje con otras palabras fue el legado de Ramiro Santisteban durante su larga supervivencia.
Para ello, la verdad. Laredo a través de Ramiro tuvo un papel en la construcción de la verdad y contra el negacionismo. Al formar parte del grupo de españoles jóvenes del Komando Poschacher, contribuyó a esconder y salvar la terrible colección de fotografías clandestinas que sirvieron en el juicio de Nurenberg para demostrar la verdad de lo ocurrido en Mauthausen.
Fue un compromiso arriesgado el de aquellos jóvenes, ético. Conocer la verdad nos lleva a hacer una lectura de lo ocurrido en términos de moral. Ya sabemos que la ética es cosa del presente y que lo que en el pasado estuvo bien o mal, no se puede rectificar. Ocurrió y punto. Pero sí podemos tomar conciencia de que junto a los hechos del pasado, porque la historia es una sucesión de hechos, hay una infinita serie de esfuerzos humanos que no llegaron a ser hechos, que no pasaron de intenciones inacabadas, incompletas., imperfectas. Los pretéritos imperfectos van vinculados a intentos frustrados. Y los intentos frustrados por la fuerza están vinculados con las víctimas, con la frustración y el sufrimiento de las víctimas. Durante siglos y siglos la humanidad se ha olvidado de las víctimas. Pero la verdad, la justicia y la reparación no pueden olvidarse de las víctimas. Una lectura ética del pasado tiene que hacerse de una vez por todas, desde las víctimas que lo intentaron y perecieron en el intento, no solo desde el punto de vista de los que lo consiguieron, cuyos hechos son lo único que alimenta los libros de la historia.
Este es el cambio de perspectiva que, a mi modo de ver, debiera ser la justicia que las generaciones actuales debemos aplicar. Walter Benjamin, otra víctima, escribió que la lógica moderna es únicamente el progreso pero que muchas veces progreso y barbarie coinciden. Cuando se pasa por encima de las víctimas, cuando se desprecia y olvida a las víctimas en función del progreso, /los avances se alían con el fascismo y lo más abyecto de la humanidad.
Este es un acto de memoria, un recuerdo a las víctimas. Pero ¿cuál es el recuerdo necesario? Trabajar por la Justicia, la Paz y la Reconciliación.
Reconciliación no puede conseguirse sin perdón. Un perdón auténtico, filosófico y político como decía Hannat Arendt. Un perdón basado en los sentimientos de Paz, piedad y perdón, por los que clamaba el presidente Azaña. Perdón es la única manera de quebrar el círculo de la violencia y de la producción de víctimas.
Señoras y señores. Con Ramiro Santisteban y sus diez compañeros y sus otras muchas víctimas de la violencia, Laredo, este Laredo formó parte de la Historia. Las gentes de Laredo, sus familiares en primer lugar estuvieron siempre presentes en el corazón de Ramiro. La lancha marinera y muchas canciones populares de Laredo, como él recordó después, resonaron en sus oídos mientras sufría trabajos inhumanos en aquella cantera de granito.
Honor a nuestro héroe laredano, honor a todos nuestros héroes, víctimas de tantas violencias e injusticias.
Muchas gracias.”
A continuación intervino Marisol González, Delegada en Cantabria de la Asociación Archivo, Guerra y Exilio (AGE) y, Portavoz de Amical Mauthausen, quien a la finalización de su intervención depositó un ramo de flores enviado por Amical Mauthausen:
“Buenos días, soy delegada en Cantabria de la Asociación AGE (Archivo, Guerra y Exilio) pero en esta ocasión vengo en representación de la Amical de Mauthausen, de la que soy socia, ya que mi suegro, Donato de Cos fue asesinado en Gusen, un subcampo de Mauthausen. La Amical es una organización que desde hace décadas agrupa a los supervivientes de campos de concentración y exterminio y a todas las víctimas del nazismo en España y a sus familiares.
Quiero agradecer ante todo al Ayuntamiento de Laredo y a su alcalde, este merecido acto de homenaje a Ramiro Santisteban y saludo a la familia Santisteban, muy especialmente a Nini, su esposa, que ha sido siempre su apoyo y sostén, ayudándole a sobrellevar las inevitables secuelas que deja de por vida la permanencia durante 5 años en un campo de concentración nazi. Merçi Nini pour ton courage et soutien.
Agradezco también la presencia aquí de la Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y de la Consejera de Presidencia, así como de la Ministra de Justicia para demostrar su reconocimiento a la figura de Ramiro y espero que algún día se haga realmente Justicia, con mayúscula, a los 10.000 españoles que fueron víctimas del nazismo y se les reconozca como tal en el Boletín Oficial del Estado, con los mismos derechos que tienen por ejemplo, las víctimas de terrorismo. Y sin más, paso a leer las palabras enviadas por la Amical de Mauthausen.
“Familiares de Ramiro, amigos, amigas,
Un nuevo encuentro, en el que os acompañamos desde la distancia, os reúne para rendir homenaje a la memoria de los republicanos españoles victimas del nacionalsocialismo y, en especial, a uno de sus últimos representantes, nuestro admirado amigo Ramiro Santisteban. Ramiro y sus compañeros fueron los primeros luchadores antifascistas en Europa y últimos en poder regresar a su patria, si es que lo hicieron. Su historia se adentra no tan sólo en la oscuridad de los años del nazismo, sino también en la ignominia de la larguísima dictadura franquista. Enemigos de Franco, lo fueron también de Hitler, y aún después de la victoria de los ejércitos aliados, siguieron castigados con humillaciones, silencio y también con medidas represivas. Pero el dolor y las humillaciones no tan sólo recayeron sobre ellos. El exilio y la deportación se cobró otras víctimas: viudas, huérfanos, amigos... que se vieron obligadas a llorar en silencio y a luchar ante un sinfín de peligros.
Todos ellos son merecedores de todos los derechos: a la memoria, al reconocimiento y a la explicación de la verdad. Y a nosotros nos corresponde el deber de la transmisión y de la reflexión sobre nuestro pasado: los deportados no fueron víctimas al azar, sino hombres y mujeres con una trayectoria de lucha en defensa del régimen legalmente establecido, la II República. Y los valores por los que lucharon, la igualdad, la libertad y la justicia social, eran la antítesis de la concepción doctrinal del nacionalsocialismo y también del franquismo. Sobre todo, ahora que nos van dejando los últimos testigos de esa barbarie, nuestro compromiso de mantener viva su voz es más necesario que nunca para que resuene con fuerza ante la amenaza real de ideologías que creíamos superadas.
A las instituciones debemos pedirles no tan sólo que no olviden a las víctimas españolas del nazismo, sino que se esfuercen en integrar la historia española en la historia europea. No se puede caer en el infundio de atribuir solamente al nazismo el cruel destino de los republicanos españoles. Su deportación fue también responsabilidad directa del régimen de Franco. Los vencidos en la guerra que él mismo provocó fueron proscritos, privados de su nacionalidad y se consintió en su cruel destino. Y por si no fuera suficiente, aquel régimen alegó desconocimiento, eludió cualquier responsabilidad y acabó dando protección jurídica a los que fueron verdugos.
Las raíces de la Dictadura son muy profundas y hay heridas que siguen abiertas. Más allá de los necesarios reconocimientos, debemos comprometernos en la ardua tarea de luchar contra la indiferencia y el olvido, porque los jóvenes tienen el derecho a conocer que la lucha y muerte de nuestros antepasados lo fue por la defensa de los valores democráticos.
Aquellos rojos españoles, nuestros hombres y mujeres deportados, Ramiro entre ellos, a los que se deshumanizó y arrebató su dignidad, representan sin ninguna duda la humanidad compartida y la consciencia universal. Y esta es la lección aprendida que mantenemos viva para las futuras generaciones.
Muchas gracias, Ramiro, por tu ejemplo preservando de forma tan comprometida la memoria de la deportación y a todos vosotros por estar hoy aquí. Saludos fraternales,
Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo en España.”
La Excma. Sra. Dña. Paula Fernández Viaña, Consejera de Presidencia y Justicia del Gobierno de Cantabria tomó la palabra en tercer lugar tras saludar a todas las autoridades presentes:
Sean mis primeras palabras de homenaje, reconocimiento y recuerdo a Ramiro Santisteban y a los laredanos y cántabros que, junto a miles de personas, tuvieron que padecer los horrores de los campos de exterminio en Mauthausen y en otros lugares de Europa… Que actos como este mantengan vivo su recuerdo y sirvan de ejemplo para que hechos como aquellos nunca más vuelvan a suceder.
Desde la Consejería de Presidencia y Justicia, queremos sumarnos de corazón a este homenaje que personalizado en Ramiro y el colectivo de laredanos, representa el reconocimiento y el recuerdo a todos los que lo sufrieron y a sus familias, hoy también representadas por Eugenia y Patrick. Reconocimiento que ha de hacerse extensivo a la Asociación Amical Mauthausen, a la que pertenecía el pejino Ramiro Santisteban, por la importantísima labor desarrollada lo largo de los años para que se conozca esta realidad.
Homenaje sencillo pero intenso y verdadero por representar unos valores y principios de defensa de la libertad y de compromiso y lucha por la justicia frente a la barbarie y la sinrazón.
Por eso hay que reconocer y agradecer este homenaje que realiza el ayuntamiento de Laredo y que supone un acto de justicia social y colectiva del pueblo de Laredo y desde luego de toda Cantabria para quienes vivieron una injustificable tortura y padecimiento físico y mental que no puede ni debe repetirse.
En ocasiones somos dados a pensar que lo que les sucedió a generaciones pasadas pasado está y en muchas ocasiones, desgraciadamente nos equivocamos. Aprendamos de los errores de la historia.
La vida de Ramiro, nos da buena cuenta del drama que vivió toda una generación de compatriotas nuestros. Una historia dura pero real, tan cierta e incapaz de ser olvidada como digna de ser recordada para conocimiento de la barbarie que nos asoló hace no muchos años. Miles y miles de personas, presentes en aquellos acontecimientos, nos han dejado su testimonio. 110 cántabros fueron deportados a los campos de concentración nazis.
El testimonio de los supervivientes, como Ramiro, es buena muestra de ello. Pero aquello no fue en vano; su sacrificio sirvió para construir sociedades democráticas.
No puedo hacer otra cosa que hacer mías las palabras que el propio Ramiro Santisteban declaró aquí en Laredo en 2010, en la inauguración del monumento a los once pejinos prisioneros en campos de concentración de la Alemania nazi, “aquellos que fueron llamados "los olvidados" son por fin reconocidos; que este momento venga a ser como colocar el eslabón que faltaba en la cadena de la historia de nuestro país y que sirva para dar fe ante las nuevas generaciones de lo que vivieron aquellos hombres y mujeres y cuál fue su destino".
Muchísimas gracias.”
A continuación fue el turno de la Excma. Sra. Dña. Rosa Eva Díaz Tezanos, Vicepresidenta y Consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria, que agradeció y felicitó expresamente al Alcalde de Laredo y a la Corporación Municipal pejina por haber organizado el acto homenaje a D. Ramiro Santisteban Castillo:
“Buenos días a todas y a todos.
Ministra de Justicia, Presidenta del Parlamento, Consejera de Presidencia, Alcalde de Laredo, portavoz de Amical, familiares de Ramiro Santisteban.

Quiero, ante todo, agradecer y felicitar al Ayuntamiento de Laredo y a su alcalde, por organizar este acto en homenaje a Ramiro Santisteban, aquí ante este monumento que Laredo quiso levantar para homenajear a las once víctimas de los campos de concentración nazis, hijos de esta villa. El acto, el lugar y, sobre todo, las víctimas merecen todo nuestro agradecimiento y reconocimiento.
Es este un acto lleno de emoción y sentido; un acto necesario para tomar conciencia de la desmemoria que nos aqueja, del injusto y despectivo silencio al que sometemos a quienes, valiente y ejemplarmente, fueron capaces de luchar por los ideales, principios y valores de la democracia y de la dignidad hasta el sufrimiento más indescriptible.
Invocar el nombre de Ramiro Santisteban es invocar la fuerza de la memoria.
Invocar el nombre de Ramiro es evocarlas ilimitadas posibilidades de la crueldad humana y la nobleza de sentimientos e ideales a los que aquélla no es ni será nunca capaz de aniquilar.
Cuando alguien como Ramiro nos deja, no queda con su ausencia vacío alguno. Quienes hemos tenido el privilegio de conocer su huella sabemos que en ella están sembradas semillas de libertad sin ira, de justicia sin rencores, y de una inmensa humanidad que es el mejor de los abonos para crecer sin temor, indemnes al miedo que siempre quieren infundir los bárbaros.
Ramiro nos ha legado un inmenso discurso que habla de España. De la España de los españoles y españolas que hicieron posible el sueño de repúblicas ciudadanas, del protagonismo de las personas, de la ciudadanía rica y diversa expresada en libertad.
Y también nos habla del reverso más oscuro de aquél sueño que los brutos hicieron imposible.
De quienes tuvieron que llevarse exiliados hace ahora ochenta años sus mejores sentimientos, arrancando su corazón de todo cuanto más querían.
Y de esos brutos y sus brutalidades con los que la Historia a veces ha sido más benévola que con aquellas personas que los padecieron.
De la brutalidad que convirtió a Ramiro en prisionero del odio, en testigo de la atrocidad cotidiana, en protagonista del sufrimiento colectivo…
Y vencer a la brutalidad es el triunfo de la libertad. Sobreponerse a ella y entregar su vida a ello fue el más noble de los empeños de éste laredano querido (de nuestro laredano querido), que creció entre el fértil pensamiento sindicalista y socialista de su entorno familiar y social.
Un entorno familiar arrastrado a la peor de las suertes: la de la intolerancia en su máxima expresión. La que deja una secuela de indeseable muerte, como aquellas a las que hubo de asistir Ramiro, en la forma más dramática imaginable; su padre apenas recién liberado… su hermano retornado al hogar familiar...
Mauthausen es el recuerdo de una de las mayores abominaciones de la Historia, pero Mauthausen no puede ser un capítulo del pasado sin más. Y así lo entendió Ramiro haciendo de su pasado el estímulo para combatir los olvidos.
Y también para entregar su energía libertaria a remover conciencias, a impulsar asociaciones de supervivientes para hacer justicia, en su sentido más puro, con quienes hicieron bandera de la atrocidad. Esa ha sido una permanente manifestación de generosidad de Ramiro Santisteban.
De su recuerdo nos quedará siempre su llamamiento para que nada se olvide, para que las generaciones futuras no se dejen secuestrar jamás la libertad.
Y por eso, ahora que se oyen voces que quieren borrar la memoria histórica, que quieren dar marcha atrás a derechos y libertades conseguidas con el sacrifico y la lucha de quienes nos precedieron, que niegan el auxilio a las personas refugiadas que buscan una oportunidad de vida en otros países y territorios, es más necesario que nunca tener presente la vida de personas como Ramiro.
Hoy honramos su recuerdo, agradecemos su valentía, recuperamos su legado y fortalecemos nuestra convivencia y nuestra concordia.
Eugenia, Patrick tenéis todo el reconocimiento, respeto y cariño de Cantabria. Ramiro permanecerá siempre en nuestra memoria como ejemplo de vida y como lección de compromiso.
Muchas gracias.”
Patrick Santisteban, hijo de Ramiro en representación de su madre y familiares tomó la palabra a continuación:
“Estamos aquí reunidos en este acto, que no solo es un homenaje a mi padre sino un homenaje a todas las personas que sufrieron la persecución, las atrocidades de la guerra, el exilio y la deportación.
La lucha de su vida a través de la Federación Española de deportados internados políticos, fue devolver la dignidad y la reparación moral a los 5.500 compañeros españoles que murieron en el campote Mauthausen en condiciones infrahumanas y conseguir para sus viudas e hijos un apoyo económico.
Una frase constante en su vida ha sido “perdono pero no olvido” y eso le ha llevado a transmitir, sobre todo entre los jóvenes, esta vivencia para que conociendo este pasado reciente, se construya un futuro en el que no se repitan estos episodios.
Nos ha transmitido el valor del trabajo, la capacidad de superación, la honestidad, la humildad y su gran firmeza moral. Unido a un carácter positivo con gran sentido del humor. Quiero hacer un recuerdo especial a Lázaro Nates, laredano que todavía vive en París.
Estamos muy agradecidos por este homenaje a la memoria de mi padre, Ramiro Santisteban, organizado por el Ayuntamiento de Laredo, su pueblo natal, al que el Gobierno de España se ha unido , representado por su Ministra de Justicia, la Sra. Dolores Delgado, al Gobierno de Cantabria y a todas las personas que aquí nos acompañan.
Muchísimas gracias a todos y a todas”.
Antes de su intervención, la Excma. Sra. Dña. Dolores Delgado, Ministra de Justicia del Gobierno de España, procedió a entregar a la viuda e hijo de D. Ramiro Santisteban Castillo, del Certificado de Reparación y Reconocimiento que otorga el Ministerio de Justicia desde la aprobación de la Ley de Memoria Histórica en 2007.
La Ministra de Justicia, Dolores Delgado, apeló a la “obligación moral “ de rescatar del olvido a quienes el franquismo “intentó borrar o silenciar” por luchar “en defensa de las libertades” y para que no se repitan los movimientos totalitarios surgidos en el pasado. Dolores Delgado destacó que ese día era un día de “orgullo y memoria” porque se homenajea a “una persona que ha luchado por la verdad, la justicia y la libertad” y también por la “reparación y, sobre todo, para que no se repitan los acontecimientos que se vivieron en España, a partir de 1936 y en la Europa fascista. Frente al olvido de tantos años necesitamos recordar, porque la palabra ha sido silenciada y el relato manipulado y porque no ha llegado la verdad a nuestras conciencias y memoria”.
La Ministra de Justicia recordó también el reconocimiento que se hizo en vida tanto a Ramiro Santisteban Castilla como a los otros diez laredanos que sufrieron en campos de concentración nazis cuando en el año 2010 se inauguró el Memorial donde se estaba celebrando el homenaje. También recordó que la vida de Ramiro Sntisteban Castillo fue una “dramática historia” compartida por los miles de españoles que fueron al exilio y perdieron la vida o la libertad “simplemente por ser demócratas” y por defender unos valores similares a la actual Constitución.
Finalizada su intervención, a los acordes de la banda sonora de la película “La lista de Schindler”, de John Williams, tuvo lugar el momento más emotivo del homenaje. Eugenia Santisteban, Patrick Santisteban, Juan Ramón López Visitación y Dolores Delgado procedieron a depositar una corona floral a los pies del monumento. La corona, confeccionada con flores con los colores de la bandera de Laredo: verde, blanco y azul, portaba una cinta también con los colores de Laredo con la dedicatoria siguiente: El Excmo. Ayuntamiento y el pueblo de Laredo rinden homenaje a D. Ramiro Santisteban Castillo”.
El homenaje finalizó con la interpretación de un bloque de composiciones musicales que dio comienzo con la canción vinculada al repertorio pejino titulada “Pescadores” de Manuel Carrizo, para continuar con “Aria de la Suite en Re”, de Johann Sebastian Bach; Aria Ombra mai fu” de la ópera “Jerjes” de Georg Friedrich Händel; “Arioso” de la “Cantata BWW 156 en Sol Mayor” de Johann Sebastian Bach y, “Sarabande, cuarto movimiento de la suite nº 4 en re menor para clavecín, Op. 437”, de Georg Friedrich Händel”.












ABRIL 2019
L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30
« Marzo Mayo»
tablón de anuncios
perfil del contratante
Ofertas personal Ayuntamiento
ciudadanos
Cultura • ASSCI • Juventud • Educación • Deportes • Prensa • Empleo • Medio Ambiente
  • BATALLA DE FLORES 2019
  • PROGRAMA NAVIDAD EN LAREDO 2018-2019
  • JORNADAS CULTURALES DE CARLOS V EL RENACIMIENTO
  • EL ┌LTIMO DESEMBARCO DE CARLOS V 2018.PROGRAMA
  • OTOĐADA 2018
  • PROGRAMA OCIO INFANTIL
  • OTOĐADA 2016
  • LÝnea Verde Laredo
  • ACTIVIDAD DE OCIO JUVENIL
  • Programa Laredo Ye-YÚ 2017
directorio global
  • Linea Verde
  • edu Caixa
  • Ari Puebla vieja
  • Encuesta Laredo
  • Opina sobre la web
  • Sobrevolando Laredo
Plan Avanza Administración Local de Cantabria
© 2010 Laredo | Este sitio ha sido optimizado para Firefox e Internet Explorer 7 o superior
desarrollado por Imago
Desarrollado por